No hay dudas que hoy en día aprender inglés es una herramienta fundamental para poder insertarse con mayor éxito en el competitivo mundo laboral, relacionarse con gente de todas partes del mundo y tener acceso a todo tipo de información en inglés. Este idioma es hoy en día un código global, y poder dominarlo es un Plus que realmente vale la pena tener en cuenta. Sin embargo, no hay dudas que aprender inglés siendo adulto puede significar un proceso algo largo y dificultoso, ya que implica muchas horas de práctica, constancia, auto disciplina, determinación y la capacidad de superar obstáculos mentales, como la frustración.

A mucha gente le aburre tomar clases de inglés en un salón de clase de un modo tradicional: aborrecen estar frente a un pizarrón, no tienen paciencia para los ejercicios y sienten que no ponen en práctica sus conocimientos en contextos reales. Si te sientes identificado con esta situación, lamentablemente debemos decirte que no hay formulas mágicas: muchos piensan que aprender inglés es como descargar una aplicación en un iPad, pero realmente es un proceso que dista mucho de lo automático.

Las clases son esenciales, ya sean a distancia o con una modalidad presencial. Pero si quieres motivarte y sentir que realmente estás aprendiendo, puedes poner en práctica el siguiente consejo: “Vive en inglés”. ¿Qué significa esto? Sentir, pensar, hablar y moverte en inglés, sumergirte en esta lengua hasta el cuello, salir del salón de clase para tener experiencias reales y poder experimentar en carne propia que puedes dominar este idioma. Realmente a muchos les sorprende descubrir que en situaciones reales, son mejores de lo que esperaban. Aquí algunos consejos para que te sumerjas a fondo en esta propuesta:

•             Juega al turista en tu propia ciudad: El próximo fin de semana, en vez de hacer las típicas actividades que haces siempre, plantéate nuevas propuestas que tengan que ver con tu aprendizaje del inglés. Juega a que eres un turista en tu propia ciudad, redescubre aquellos pasajes y monumentos que ya has visto miles de veces, pero desde una perspectiva nueva. ¿Cómo? Haz tours guidados por tu ciudad en inglés: es una buena idea para conocer extranjeros, interactuar con otros y poner a prueba tus capacidades comunicativas con respecto a este lenguaje.

•             Museos y galerías: Si disfrutas de recorrer museos y galerías, apúntate a todas las actividades y visitas guiadas de tus espacios preferidos, pero esta vez, que sea en inglés. La próxima vez que vayas a un museo de arte, intégrate a un grupo de extranjeros para recorrer los distintos salones guiado por un experto que hable en inglés. No solo conocerás extranjeros, sino que podrás averiguar qué tanto entiendes de este idioma en un contexto real.

•             Cine y espectáculos: En todas las ciudades hay propuestas teatrales, ciclos de cine y de comedia musical en inglés. Averigua que tipo de espectáculos disponibles hay, y no dejes de ir. Hay muchas propuestas infantiles: si tu hijo también está aprendiendo inglés, puede ser una salida ideal para que